Ultimas
Inicio » Chiapas » Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en Oventic, Chiapas.
Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en Oventic, Chiapas.

Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en Oventic, Chiapas.


19 de Octubre de 2017.

Hermanos y hermanas del pueblo de México, de los pueblos del mundo, de la Sexta nacional e internacional.
Medios libres de comunicación.
Medios de paga.

Ahora les hablo con la voz que el Concejo Indígena de Gobierno para México me dio para decirles que desde el 12 de Octubre hemos estado reunidos con el fin de celebrar la primer Asamblea Nacional de Trabajo entre el Concejo Indígena de Gobierno y los pueblos que integran el Congreso Nacional Indígena, en el CIDECI-UNITIERRA, y con el fin de hacer la presentación del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera en los cinco caracoles zapatistas, en el estado de Chiapas, ratificando lo que los pueblos originarios sabemos bien, o sea, que el futuro de nuestros pueblos es posible únicamente en reconocernos uno solo con la tierra, nuestra madre. En ella está nuestro pasado y futuro, y por lo tanto la libertad y la autonomía por la que luchamos.

Desde territorio rebelde zapatista nos escuchamos y pensamos en colectivo, con las artes y las palabras creativas nos hablamos, nos compartimos los modos y los caminos para desmontar el poder que de arriba nos diseñan e imponen hasta que da lugar a reproducir ese corrompido poder en el sistema patriarcal, machista y capitalista en nuestros pueblos; desmontarlo es voltear a ver en el fondo de nuestra historia y hacerlo nuestra apuesta y propuesta a los pueblos de México y del mundo. Por eso decimos: ¡Que vivan las mujeres que luchan y se organizan!
El Concejo Indígena de Gobierno, integrado hasta este momento por 156 concejales y concejalas de 63 regiones indígenas del país, hablantes de 39 lenguas originarias, pensamos que es el tiempo de escuchar el sonido que viene del desastre capitalista en todos los territorios del campo y las ciudades.

Arriba, el poder se resquebraja y la política del mal gobierno y los poderosos capitalistas demuestran con descaro la mentira que son, estremecen con su destrucción todo lo que tocan, matan, contaminan y a su paso van dejando destrucción, desolación, indignación y rabia.

Abajo, desde el fondo de la tierra, la dignidad está naciendo un nuevo mundo en medio de la destrucción, el dolor y la rabia de nuestros pueblos, del México de abajo en los campos y las ciudades. Del pueblo trabajador que es explotado hasta su muerte, despojado de todo cuanto tiene, reprimido por pensar y rebelarse, despreciado por ser diferente, por ser pobre, por ser mujer, por hablar nuestra propia lengua, por decir la verdad, por mirar abajo y no arriba, por voltear a ver a la compañera, al compañero y no al amo, al cacique, al patrón, al mal gobierno.
Y por eso decimos nuevamente que en el reloj de eso que somos la humanidad, se marca la hora de lo que somos, de lo que fuimos y de lo que seremos.

Es la hora de escuchar lo que el sufrimiento de las familias que buscan un hijo, un padre, una madre desaparecidos tienen que decirnos con su lucha incansable por encontrar entre los escombros la verdad y la justicia.
Es la hora de sacudir este país y agitar en cada rincón de él, de organizarnos en cada espacio, en cada barrio, nación y tribu, en cada ciudad, en el campo y en las ciudades, de no dejarnos, de organizarnos, de gobernarnos de acuerdo a nuestras formas propias, ejerciendo y tomando el destino en nuestras manos sin esperar a que otros lo hagan por nosotros.

Es la hora de tejer desde abajo una telaraña tan grande que sea capaz de perdurar los tiempos venideros, aprovechando el llamado de nuestra tierra para que la organización que construyamos penetre en todas las estructuras de esta nación y nos garantice la libertad, la democracia y la justicia.

Es la hora de los trabajadores, maestros, intelectuales honestos, artistas, jóvenes, campesinos, estudiantes, homosexuales, comunicadores y todos los que de abajo somos.
Es la hora de hacer retemblar en sus centros la tierra, mirándonos en el espejo que son los pueblos originarios con sus luchas y sus sufrimientos. Tomando los principios del mandar obedeciendo la guía para renacernos.

Pero sobre todo es la hora de las mujeres que luchan y se organizan por nacer su libertad, por nacer su patria nueva con justicia, por nacer un mundo nuevo de paz y diferente sobre las ruinas que el sistema capitalista y patriarcal van dejando por todos lados. Es el momento de que las mujeres nos organicemos sí, por el respeto de nuestros derechos, pero también por todos y por todas porque en nosotras está la fuerza para empujar esta enorme lucha.

Las mujeres indígenas, en nuestra triple condición de mujeres, de indígenas y de pobres vivimos la mayor de las opresiones dentro de este sistema que se nombra capitalista, somos explotadas y violentadas en nuestros hogares, en nuestros trabajos, en todos los espacios de la sociedad; el actual sistema nos somete a la más cruda explotación y cotidianamente se nos trata como simples mercancías. Del mismo modo, así como sentimos la violencia que se nos hace, también sentimos el robo, el despojo y la destrucción que se hace de nuestra madre la tierra, porque este sistema que se nombra capitalista y patriarcal tiene como base el despojo y la dominación de nuestra madre la tierra y la dominación y el control de nosotras las mujeres.

Igualmente cada vez que asesinan, que desaparecen, que encarcelan injustamente a un hijo, a una hija, somos nosotras las mujeres las que sentimos el más profundo dolor.
Pero justamente porque somos las que sentimos el más profundo dolor, porque vivimos la mayor de las opresiones; también nosotras las mujeres somos capaces de sentir la más profunda de las rabias; y entonces debemos ser capaces de transformar esas rabias en organización con el fin de pasar a la ofensiva para desmontar el poder de arriba, construyendo con determinación y sin miedo el poder de abajo.

Entonces, hermanos y hermanas, esta es nuestra ofensiva.
El día 15 de este mes recibí la constancia como aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de la República y el día 16 de este mes y año comenzó el periodo marcado por el Instituto Nacional Electoral para recabar el apoyo ciudadano, y para que por mi palabra como vocera hagamos de esta lucha por la vida nuestro gobierno en el que todos los de abajo mandemos. Por eso llamamos a tomar la ofensiva sacudiendo el sistema político capitalista, machista y patriarcal, haciendo que esta decisión de ejercer la dignidad penetre el proceso electoral firmando a lo largo y ancho del país para manifestar nuestro apoyo al CIG, que por mi conducto, será también el epicentro de la sanación de todos los dolores, resistencias y rebeldías que con nuestras luchas se hacen esperanzas.

A pesar de las trampas y dificultades que nos han puesto en el camino, seguiremos adelante y continuaremos nuestros pasos a partir del mes de noviembre de este año con una agenda que daremos a conocer en los próximos días.
Denunciamos que:

– La cuenta de correo electrónico que utilizo para dar de alta los datos de centenares de voluntarios para la recabación de las formas exigidas por la ley para cumplir con el mandato de la asamblea general del CNI, no puede acceder a la plataforma del INE, es decir, se encuentra bloqueada para todo fin práctico.

– A nuestro paso por los municipios de Altamirano, Ocosingo y Palenque, lugares donde comúnmente funcionan los servicios de internet y teléfonos celulares, fue bloqueada la comunicación en esas áreas, lo que obstaculizó el cómputo de las firmas recabadas.

– El INE enlistó los dispositivos que supuestamente son aptos para que la aplicación pueda funcionar, pero en varios de ellos no es posible hacerla funcionar, y por el contrario, en algunos señalados como no aptos sí se ha podido instalar.

– Se requiere de muchas horas para descargar la aplicación. Igualmente el registro de una sola firma y fotografía puede durar varias horas y no cuatro minutos con treinta segundos como lo aseguró el INE, lo que hace mucho más difícil alcanzar el número de firmas de apoyo que nos marca la ley.

– Es insuficiente la luz del día por la tarde o por la mañana, sólo a medio día se puede registrar firmas sin el apoyo de lámparas especiales que puedan dar iluminación adecuada.

– El aviso de recibido de las firmas recolectadas tarda hasta 24 horas en los auxiliares después de haber sido enviadas al INE.

Aún con todo esto no daremos un paso atrás. Recorreremos el país con una agenda nacional que se unirá al tejido regional en torno a los concejales del CIG, llamando a los pueblos, colectivos, organizaciones y personas no organizadas en todo el territorio de esta nación a vernos en el espejo de lo que somos todos juntos y sin temor encontrar en ese reflejo nuestro propio espejo, alrededor de los grupos de trabajo sobre tierra y territorio, autonomía, mujeres, jóvenes y niños, personas con capacidades diferentes, migrantes, diversidad sexual, justicia y trabajo y explotación, encabezados por los concejales y hacer nuestra propia agenda, nuestro propio programa de izquierda y anticapitalista, aprovechando el momento que la historia nos pone para ser, juntos, la gran estructura nacional que derribe los muros que nos oprimen, dividen y debilitan.
Esto es lo que somos, lo que fuimos y seremos.

Desde el caracol zapatista de Oventic.
A 19 de Octubre de 2017

NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS
VIVA EL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO
VIVA EL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
VIVA EL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL

VIVAN LAS MUJERES QUE LUCHAN Y SE ORGANIZAN

Acerca de POZOL COLECTIVO

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *