Ultimas
Inicio » Chiapas » Chiapas: Presos indígenas torturados: “Les une el abandono y el desprecio por parte de las autoridades”, hasta por 17 años
Chiapas: Presos indígenas torturados: “Les une el abandono y el desprecio por parte de las autoridades”, hasta por 17 años

Chiapas: Presos indígenas torturados: “Les une el abandono y el desprecio por parte de las autoridades”, hasta por 17 años

“Como familiares se han ido encontrando”

San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 17 de abril. “Hemos tocado puertas, hemos luchado legalmente pero en ningún momento nos dieron solución. Es por eso que nuestros familiares decidieron estar en huelga de hambre, para que se nos abrieran otras puertas. Honestamente fue una desesperación muy grande de que no nos escucharan, por eso nosotros llegamos hasta este momento. Cuando vamos a visitarlos las fuerzas nos la dan ellos, con sus ganas de luchar por una causa justa. La valentía nos la trasmiten ellos. A pesar de tantos años presos no disminuye su fortaleza. Por eso nosotros acá afuera hacemos todo lo que podamos hacer”, expresa Susana de la Cruz Ruíz, hermana de Juan de la Cruz, quien está en el Cereso 5, de San Cristóbal de las Casas.

Juan lleva 12 años preso acusado de homicidio. Lo acusaron dos veces, primero con una sentencia de 11 años, y tras apelar la primera sentencia, en la segunda el veredicto fue más del doble, 25 años, expresa Susana, durante su participación en la conmemoración del día global de los presos en Lucha, en la plaza central de San Cristóbal.

Por su parte Facundo, hermano de Marcelino Ruiz, preso en el Cereso 10 de Comitán, desde febrero del 2002, comparte que lo detuvieron en la calle personas en unas camionetas y lo obligaron a subirse sin explicarle porqué lo detenían. Posteriormente lo torturaron dos días con agua, mediante asfixia, hasta que se autoinculpó y firmó las hojas que le dieron. Lleva 17 años detenido de 25 que le dieron, más 8 que le añadieron dentro del penal. El gobierno no ha hecho nada, hasta que tuvieron que iniciar la huelga de hambre para ser escuchados, debilitándose mucho físicamente por la falta de alimentos, explica Facundo. “Hemos pasado hambre, hemos pasado frío, pero nunca dejaremos de luchar. Llegaremos hasta el fin apoyándolos como familiares”, afirma.

“Les une el abandono y el desprecio por parte de las autoridades”

“La mayoría de los injustamente presos han sido indígenas, pobres, no han tenido acceso a un traductor y sobre todo han sido víctimas de tortura; esto como un mecanismo que utiliza la policía, el ministerio público y el sistema de “justicia”, para que los indígenas se autoinculpen. Son torturas que duran alrededor de tres días, con asfixia, electrochoques, ahogamiento”, comentan integrantes del Grupo de Trabajo No Estamos Todxs (GTNET). Y explican que los indígenas son presos en lucha porque dentro de las cárceles han mostrado Dignidad irreductible, y se han organizado para exigir su libertad y la de los demás presos injustamente, así como por mejores condiciones carcelarias.

Seis indígenas presos en los penales de Cintalapa, San Cristóbal y Comitán, iniciaron una huelga de hambre a la que después se unieron otros 7, desde el 15 de marzo al 15 de abril pasado, “es de reconocer su dignidad y determinación para llevar su petición de justicia hasta esos extremos, ya que ponen en riesgo la vida para encontrar su libertad. Es una lucha que lleva mucha fuerza moral”, comparte el GTNET. Los presos son de cuatro organizaciones: la Voz de Indígenas en Resistencia, la Verdadera Voz del Amate, Viniquetik en Resistencia y los Solidarios de la Voz del Amate. “Les une el abandono y el desprecio por parte de las autoridades, y su dignidad y su fuerza para luchar por su libertad y la de sus compañeros”, recalca el grupo No Estamos Todxs.

El 15 de marzo iniciaron 6 de los presos, el 18 se sumaron otros 7, con acciones como comunicados, y casos como costurarse la boca, para llamar la atención de la sociedad civil organizada; después de 30 días de huelga y tras el inicio de una mesa de diálogo con el secretario de gobernación del estado, se acordó suspender la huelga y convertirla en ayuno, mientras los expedientes de los presos son nuevamente retomandos para su revisión, informa el GTNET.

La lucha no parará ni afuera ni adentro hasta verlos libres. En consulados y embajadas se seguirán exigiendo su libertad, de igual forma se han recibido apoyo de pueblos, organizaciones, colectivos, artistas, etc. Aseguran las y los solidarios a nivel nacional e internacional con los presos chiapanecos en lucha.

Por su parte el Centro de derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), explica que el proceso de revisión de los expedientes de los presos se llevará a cabo por medio de la mesa de “reconciliación”, la cual está conformada por Derechos Humanos, que revisa los expedientes; el Tribunal del Estado que es la parte acusadora; la Fiscalía del Estado que es la que impartirá justicia y la Secretaría de Gobierno. La idea es que todas estas instituciones se reúnan para un estudio del expediente penal, y determinar si otorgan la libertad como “sentencia suspendida”. El Frayba abunda que son muy evidentes las violaciones procesales que están dentro de los expedientes de los indígenas, así como las violaciones a los derechos humanos, de tal forma que la Mesa, tendría elementos de sobra para determinar la libertad de estas personas. Lo cierto es que tal decisión depende de la voluntad del Estado, puntualiza el organismo no gubernamental, por lo que exige se lleve a la práctica dicha voluntad política.

Durante la conmemoración también se escucharon los audios de Adrián Gómez Jiménez, originario de San Juan Chamula, quien lleva 15 años preso, desde marzo de 2004. Lo detuvieron civiles sin identificarse, luego fue torturado por la policía con golpes, descargas, y después se autoinculpó. Primero fue llevado al penal de Cerro Hueco y después al Amate, donde actualmente se organiza junto con su compañero Juan Esteban. El pasado 29 de marzo exigió fuera revisado su caso sin que tal petición fuera escuchada, evidencia.

Germán López Montejo también expuso su palabra desde la cárcel y compartió que fue detenido en Pueblo Nuevo, el 17 enero de 2011, por 6 judiciales que lo rodearon, y lo llevaron a la comandancia. En el camino le pidieron dinero para dejarlo ir y posteriormente lo torturaron más de 12 horas, hasta que firmó y se autoinculpó; nunca tuvo traductor, denuncia a la vez que asegura “Vamos a seguir luchando”.

La música en vivo durante la conmemoración estuvo a cargo de los cantautores solidarios: Manik B, Panchito Ra, Dauta J, Sbsor, entre otros participantes. Durante el evento también se exigió la libertad de Miguel Peralta y Luis Fernando Sotelo, presos políticos de Oaxaca y la ciudad de México; al igual que por los presxs en lucha a nivel mundial.

FOTOS Y AUDIO DEL EVENTO: https://komanilel.org/2019/04/18/programa-de-radio-por-el-dia-internacional-de-solidaridad-con-las-presas-y-presos-en-lucha/?fbclid=IwAR2CboJBFrTpIVYzkzjx_y3YYBJLV30RnK29pvmWs5hhIWeFdOHF2EppQCY

CARTAS Y COMUNICADOS SOBRE LOS PRESOS EN LUCHA: http://noestamostodxs.tk/

Acerca de POZOL COLECTIVO

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Scroll To Top